Arrullos

Epígrafe. Foto cortesía de El Palomar

Hace una semana se inauguró El Palomar. Siempre es una buena noticia la aparición de un nuevo espacio dedicado al arte, en este caso, situado en un ático del Poble Sec. Se trata de una propuesta independiente impulsada por dos artistas con referentes e intereses comunes: Mariokissme y R. Marcos Mota. Quién mejor para explicar este nacimiento que sus dos propios artífices, que se han prestado a dar detalles.

“Era el mejor momento de sincerarnos y presentar no solamente el espacio si no también nuestra forma de trabajar juntos. Era un ejercicio que de entrada serviría para poder conocernos mejor y así determinar que linea y que procesos compartimos.”

Lo más revolucionario hoy es ser casto o tener una vida sexual frustrante es la cita de Rafael Reig elegida como título para primera muestra que ha dado pie a la apertura y presentación pública del proyecto. Todas las obras son fruto del trabajo de los dos iniciadores y dejan patentes sus intereses, sus preocupaciones comunes y, sobretodo, su gran afinidad. Es imposible distinguir la autoría de uno  y de otro a primera vista, pues realmente hacen un equipo unido y coherente.

 “A pesar de ser piezas desarrolladas por nosotros mismos su metamorfosis y presencia en el espacio beben mas de un formato curatorial que de una formalización artística al uso. Apostar por nosotros mismos se convertía en una declaración de intenciones y al mismo tiempo dignificábamos  unas ciertas practicas o teorías que durante mucho tiempo han sido descartadas, ocultas, marginadas casi.”

Las teorías post-feministas y post-queer, el mundo gay, esta sociedad patriarcal: todos elementos que han acabado dando forma a este Palomar, porque son temas que han sido foco de interés desde la práctica artística individual de los miembros de su equipo. Tras subir cinco pisos caminando la primera obra actúa a modo de preludio: Lo próximo y lo ajeno, unos espejos de colores cóncavos y convexos, que emparejados simbolizan lo contrario y lo complementario, lo masculino y lo femenino, y que llenan las paredes de reflejos multicolor. También multicolor es el fondo en el cual se encuentran escritas las citas de Epígrafe, una obra que complementan el statement de El Palomar y refleja sus focos de interés. Se trata de citas seleccionadas de varios autores muy explícitas en cuanto a su posicionamiento moral e intelectual. Es una obra inconclusa, en evolución permanente y que irá sumando más citas con el tiempo, igual que irá evolucionando El Palomar.

Más citas en Guerreros, chamanes y…, un homenaje a Alberto Cardin, antropólogo tradicionalmente bastante rechazado por la historiografía que con su libro pone de manifiesto lo que han sido otras formas de ver y vivir la sexualidad a lo largo de la historia en otras culturas. Los editores del libro, curiosamente, consideraron que la última palabra del título, “travestis”, era mejor substituirla por unos puntos suspensivos en el lomo del mismo.

A destacar también el pendant que hace Les virtuts del cagar, que reivindica la figura popular del caganer, eliminada de los belenes oficiales, con Paloma, una paloma de feria traída desde Andalucía y que en cierto modo es un homenaje a Ocaña, al cual se le percibe sobrevolando toda la exposición. Ambas obras son también una referencia a las dos procedencias (y por tanto tradiciones) de los dos artistas.

A lo largo de toda la muestra salen a la luz temas tabú y de libertad sexual. Estamos acostumbrados a ver muchos artistas que hablan de género, pero suelen ceñirse siempre a unos mismos patrones. Uno de los objetivos de El Palomar es salirse de esa ruta y hacerlo desde la diversidad y sin abanderados. Como apunta el título, tener una vida sexual frustrante podría ser revolucionario ante la sobredosis de sexo que aparentemente tenemos y debemos tener en nuestro día a día, pero me pregunto ¿pese a todo, y paradójicamente, la frustración nos define como sociedad? 

“Pensamos que socialmente, por lo general, existe una frustración a medias; una frustración fácilmente superable. Pensamos también -y es la idea que vertebra nuestra exposición- que una herramienta fundamental para la superación de esta frustración es el sexo. Por eso El Palomar es una propuesta totalmente gestionada por nosotras, sin ningún tipo de pretensión desde un punto de vista consumista; entre otras cosas porque lo que se ha tratado en palomar surge de la propia marginación.”

En la confusa deriva institucional que hay en el contexto artístico de Barcelona (y no solo de Barcelona), por suerte no es la única iniciativa independiente surgida recientemente. ¿Cómo se posiciona aquí una propuesta tan específica? Nace con una intención también específica.

“Creemos que era urgente filtrar las prácticas y teorías queer y postqueer al contexto artístico no solo de la ciudad sino a nivel nacional. Sobretodo ahora, que las instituciones internacionales están presentando en archivo la historia del arte del postfeminismo. Es necesario y oportuno introducir esto en el terreno de la producción actual. A la pregunta de por qué está pasando esto ahora, nosotras respondemos con El Palomar.”

Seguramente éste sea un buen momento para mostrar lo que no suele verse, puesto que lo que era ya visible, habitual y “normal” ha fallado. ¿Se va a extrapolar ese aire reivindicativo a otros temas y ámbitos? Sobre el futuro, una cosa tienen clara: mantener su rumbo, pero sin cerrar puertas.

“El Palomar está abierto a todo lo que consideremos interesante y necesario. Estamos interesados en discursos, sujetos y practicas, que en definitiva sean afines a la misma necesidades con las que el espacio fue creado. No queremos prometer nada. No somos una institución, no tenemos dinero público, ni tenemos que rendir cuentas de ello, por lo tanto su frecuencia dependerá de la complicidad con las futuras palomas.”

Complicidades y colaboraciones. Hace ya un tiempo que esa parece ser la salida de emergencia para nuestros días, que puede acabar siendo una salida muy agradable. Esperemos que haya muchas futuras palomas con tanta energía como las dos palomas primigenias.

Anuncis